martes, 17 de octubre de 2017

Las monjas

Aunque la frenología esté desacreditada, uno cae a veces en la tentación de asignar determinados rasgos físicos (sobre todo del rostro) a caracteres interiores. En concreto, creo que puedo detectar la ideología de alguien por su rostro. Porque, ¿soy yo el único que detecta un no sé qué clerical en los gestos de determinada izquierda adanista y el nacionalismo más rancio (si es que es posible un nacionalismo no rancio)? Yo los llamo cariñosamente "las monjas" (así, en genérico femenino, algo que a buen seguro les complace). La cara crispada, la mirada severa, dispuestos a la reconvención en cualquier momento, seguros de su fe, taimados, detectando pecadores por doquier, aprovechando cualquier ocasión para el proselitismo... Incluso el gusto que tiene por los flequillos hace pensar en las tocas de las monjas, y una tonsura no les quedaría tampoco mal. ¡¡¡Si hasta tienen monjas (de las de verdad) mediáticas  entre sus filas!!!!

lunes, 16 de octubre de 2017

Cómo está el mercado

Más de una amiga se me ha lamentado en los últimos tiempos de que no encuentran pareja, que no saben qué nos pasa a los tíos, que no nos entienden. Yo me pongo comprensivo y les suelto algún tópico disfrazado de originalidad (ya saben, del tipo "cuando no se busca es cuando se encuentra", "hay que ser más espontáneos, darle menos vueltas a las cosas"...) para parecer ocurrente y no ser demasiado agresivo -hay que mantener la reputación de "terapeuta"-, pero yo que las conozco, para mis adentros pienso "ay, querida, a lo mejor es que el problema eres tú y no ellos". 

domingo, 15 de octubre de 2017

La bien querida. 7 días juntos.

En todo este tiempo de ausencia han caído varias buenas novedades. Una de ellas es este temazo, que engancha desde la primera escucha y que no se puede parar de reproducir. Además, cuenta con el aliciente de la colaboración de Joan Miquel Oliver, el mallorquín más galáctico, que adapta al castellano su reggaeton melancólico Dins un avió de paper.

sábado, 14 de octubre de 2017

A la contra

Una forma de sobrevivir en medio del marasmo en que nos han metido es ir siempre a la contra. Contra todo y contra todos. No creerse nada, o por lo menos creer con cautelas y peros. La confusión es tal que ya no sabemos en qué ni en quién confiar. Por tanto, si uno quiere mantenerse en pie, dado que la opción de quedar al margen de toda información parece imposible, hay que oponer resistencia. Enfrentarse. No hace falta ser agresivo, la ironía y el cinismo son buenas herramientas, y pueden procurar buena diversión. El precio es alto: broncas y rupturas, nerviosismo... pocos podrán pagarlo y se dejarán llevar por la corriente que más les convenga. Pero quien se lo pueda permitir, ganará la libertad, que es lo que en definitiva está en juego. ¿Jugamos?

viernes, 13 de octubre de 2017

La realidad me obliga

Me doy cuenta de que desde que escribo menos en el blog (y más desde que no escribo), todo anda desmandado en el mundo (en mi vida también). Desde que la realidad no encuentra aquí sus reflejos, el mundo, a distintos niveles: global, local, personal... amenaza ruina, por lo que no me queda más remedio que desempolvar el espejo y dar luz y poner orden. Espero no llegar demasiado tarde.   

jueves, 12 de octubre de 2017

Neil Young. Cortez the killer



No quiero caer en los tópicos de nuestros revolucionarios ovejunos de eslogan y retwiteo, que en un día como hoy se recrean en lo del "nada que celebrar" y en fustigar al personal por el supuesto genocidio que los españoles de aquel tiempo (señores, yo no tengo la culpa de lo que hicieron mis antepasados, ni tengo que pedir disculpas por ello) llevaron acabo en sudamérica (de lo que hicieron los anglosajones en el subcontinente norte, que sí que fue casi un genocidio completo, no se oyen tantas condenas). 

El gran Neil Young sí que cae en los tópicos de leyenda negra, y nos pinta una América precolombina idílica, casi una comuna hippie a la que Cortés llegó a sangre y fuego (aunque dicen las malas lenguas que en realidad lo que narra es autobiográfico y se refiere a la ruptura con su esposa). Sea como fuere, y aunque políticamente incorrecto, se trata de un tema soberbio, y esta versión en directo es sublime. 

miércoles, 11 de enero de 2017

Otra vez

¡Oh hombre! ¡Presta atención!
¿Qué dice la profunda medianoche?
«Yo dormía, dormía, -
De un profundo soñar me he despertado: -
El mundo es profundo,
Y más profundo de lo que el día ha pensado.
Profundo es su dolor. -
El placer - es aún más profundo que el sufrimiento:
El dolor dice: ¡Pasa!
Mas todo placer quiere eternidad -,
-¡Quiere profunda, profunda eternidad!»

Friedrich Nietzsche
Así habló Zaratustra IV, La canción del noctámbulo.